Seleccionar página

Es momento de visitar bodegas: un viaje desde casa

info, privilegios | 0 Comentarios

Luces, sombras y penumbra se unen a aromas y tranquilidad cada vez que visitamos una bodega.  Recorrer los viñedos, pasear al aire libre y disfrutar de un buen vino. Rodeados de barricas, donde reposan y realizan la crianza de los vinos… En definitiva visitar bodegas es siempre es un placer. Pero… ¿quién ha dicho que la pandemia nos vaya a frenar?

Un viaje desde casa a través del aroma y la tranquilidad del buen vino

Wine Secret Club te acerca la bodega a tu casa. Nunca antes disfrutar de un buen vino en buena compañía tuvo tanto sentido como ahora.

Si eres amante del vino es posible tener una bodega en casa, ya sea para disfrutar en cualquier momento o para envejecerlo.

¿Te unes a la experiencia de visitar bodegas?

Las bodegas caseras se han convertido, con esta crisis sanitaria, en una opción. Es probable que el concepto más extendido últimamente aluda a una “nueva normalidad”, donde la reinvención de nuestra vida cotidiana tiene su razón de ser. Así, el sector gastronómico y el mundo del vino están abriéndose paso en un momento en el que el hogar se ha convertido en nuestro bastión más preciado. 

Ahora está en nuestra mano la oportunidad de rescatar vinos excepcionales para llevarlos a nuestra mesa. El aroma y la tranquilidad también nos podrá transportar a la bodega. ¿Y tú? ¿Has empezado a visitar bodegas desde casa?

¿Conoces los privilegios por ser socio del club?

Para disfrutar de todas las ventajas, descuentos y experiencias únicas que te ofrecen nuestros partners, solo tienes que registrarte en nuestro club de vinos privado.

Al registrarte pasarás a ser socio de Wine Secret Club y podrás acceder a la pestaña de privilegios de inmediato. Si algún privilegio te entra por los ojos, no te lo pienses demasiado. Recuerda que los publicamos por tiempo limitado y los iremos actualizando periódicamente para explorar cada vez más formas de disfrutar del mundo del vino.  

Es momento de visitar bodegas: un viaje desde casa

info, privilegios | 0 Comentarios

Luces, sombras y penumbra se unen a aromas y tranquilidad cada vez que visitamos una bodega.  Recorrer los viñedos, pasear al aire libre y disfrutar de un buen vino. Rodeados de barricas, donde reposan y realizan la crianza de los vinos… En definitiva visitar bodegas es siempre es un placer. Pero… ¿quién ha dicho que la pandemia nos vaya a frenar?

Un viaje desde casa a través del aroma y la tranquilidad del buen vino

Wine Secret Club te acerca la bodega a tu casa. Nunca antes disfrutar de un buen vino en buena compañía tuvo tanto sentido como ahora. 

Si eres amante del vino es posible tener una bodega en casa, ya sea para disfrutar en cualquier momento o para envejecerlo.

¿Te unes a la experiencia de visitar bodegas?

Las bodegas caseras se han convertido, con esta crisis sanitaria, en una opción. Es probable que el concepto más extendido últimamente aluda a una “nueva normalidad”, donde la reinvención de nuestra vida cotidiana tiene su razón de ser. Así, el sector gastronómico y el mundo del vino están abriéndose paso en un momento en el que el hogar se ha convertido en nuestro bastión más preciado. 

 

Ahora está en nuestra mano la oportunidad de rescatar vinos excepcionales para llevarlos a nuestra mesa. El aroma y la tranquilidad también nos podrá transportar a la bodega. ¿Y tú? ¿Has empezado a visitar bodegas desde casa?

¿Conoces los privilegios por ser socio del club?

Para disfrutar de todas las ventajas, descuentos y experiencias únicas que te ofrecen nuestros partners, solo tienes que registrarte en nuestro club de vinos privado.

Al registrarte pasarás a ser socio de Wine Secret Club y podrás acceder a la pestaña de privilegios de inmediato. Si algún privilegio te entra por los ojos, no te lo pienses demasiado. Recuerda que los publicamos por tiempo limitado y los iremos actualizando periódicamente para explorar cada vez más formas de disfrutar del mundo del vino.  

Síguenos en redes

accede al club

Regístrate

Si te has quedado con buen sabor de boca, pero también con ganas de mas. ¡No te quedes con las ganas!

Síguenos en redes

accede al club

Regístrate

Si te has quedado con buen sabor de boca, pero con ganas de mas. ¡No te quedes con las ganas!